PAPÁ NO-ÉL

tumblr_mfcs144TEW1qa0q13o1_500

Merrio Christmas
illustration by Metin Seven :: via sevensheaven

No me gusta Papá Noel, hasta hace unos años me parecía lo mismo pero me daba “cosa” decirlo en voz alta. Lo hablaba con amigos y todos super papistas, así que con mi sobrino hice toda la ceremonia de hacerle creer en él desde que entendió de que se trataba todo.

Mi historia con Papá Noel es la siguiente. ¿Creía? Si, creía en Papá Noel, bah, fui una niña más que me hicieron creer en él. SIEMPRE fui CURIOSA, no se cuantos años tenía la noche que decidí, sin que nadie se diera cuenta, quedarme adentro para descubrir de una vez por todas por qué mi mamá nunca salía con nosotros a ver los juegos artificiales. Y así fue como la vi salir de la habitación con las manos llenas de regalos y ponerlos en el arbolito… minutos más tarde “aaaaah llegó Papá Noel”, lo callé obviamente, no se los dije que la había enganchado. No se cuantos años me guarde ese secreto. No se lo dije a nadie.

La historia de mi hermano fue diferente, a mi hermano menor se lo dijeron mis viejos cuando ya comprendieron que estaba grande y no daba que siga creyendo, no se exactamente cuantos años tenía… ocho o nueve, no se, tampoco quiero arriesgar la edad. Nos sentamos en la mesa y mis viejos le dijeron, empezó con que no, que le estábamos mintiendo y se largó a llorar re mal.

O sea, tengo dos perspectivas bastante diferentes del tema. A mi no me importó nada, no me dolió, me dió igual. Entendía que quizás deschavarme me jugaría en contra y opté por el silencio. Pero tengo la otra mirada, la de mi hermano y no me gusta.

Es linda la fantasía, verle la cara a los pequeños al momento en que mágicamente descubren los regalos en el árbolito, etc. Pero no me gusta el consumo que ellos conlleva. No me gusta lo que Papá Noel representa, el producto Papá Noel. Lo único bueno que le encuentro es el poder meterlo de excusas para todo, “Papá Noel te está mirando y no te va a traer nada porque te estas portando mal”. Una excusa que te sirve, a lo sumo por dos meses anuales, y bue.

Me enrosco pensando la manera de no tener que inculcarle la figura de Papá Noel sino que lo descubra solo y hacerle entender a mi hija que en verdad es fantasía. Pero que se yo. El noventa por ciento de las personas que me rodean se lo meten como mantra, cambias de canal y esta hasta subliminalmente metido en las programaciones, canciones, todo lo que se te ocurra.

Con todo esto no me hago la progre, la punkie, nada que ver. Solo que no me gusta la contradicción de las reglas adultas al querer enseñarle a los pequeños que no deben mentir porque mentir esta mal y no hacemos otra cosa que mentirle por (aproximadamente

) los primeros siete, ocho o nueve años de su vida con Papá Noel, los Reyes Magos, Ratón Perez, el conejo de pascuas, etc,etc,etc.

Este año zafo, de hecho los regalos ya están puestos en el árbolito y ella no los captó. El año que viene les cuento que onda.

 

EL ÁRBOL

tree.jpg

Creo que podemos decir que, oficialmente, ayer comenzó la navidad. Hablaba con un amigo el sábado y le pregunté “¿armas el árbol?”, “no” me respondió. Le repregunté entonces si lo armaba la familia y me volvió a responder que no, cuando quise saber por qué me dijo que es porque en su casa no hay niños.

En mi caso un tiempo comenzó a pasar lo mismo. Teníamos un arbolito que estaba presente porque lo guardábamos armado. Yo lo detestaba porque no me gustan los arbolitos chiquitos, me gustan los árboles grandes y creo en realidad que es una de las pocas cosas que me gusta de navidad.

Después mi sobrino no vivió más en mi casa y era lo mismo hasta que un día llegó S. y el espiritu de la navidad revivió. El año pasado, que ella tenía apenas ocho meses estuvo lindo pero igualmente no tiene mucha gracia (al menos para mi) si todavía ella no entiende nada. Lo bueno que no se durmió, que comencé con ella, que la tenía en brazos y le di un beso y juntas festejamos. Mi familia, pero mi familia literalmente, ella y yo.

El año pasado no sabía muy bien que regalarle y terminé con un pato de hule que se lo di a la tarde, no esperé a las doce. Estaba en la pileta y simplemente se lo di para que comience a disfrutarlo y le encantó. Me salió bueno, un año después sigue resistiendo batallas.

En fin, tenerlo a mi sobrino primero y ahora a ella me hace volver a la infancia, me hace esperar la navidad y me hace pensar como querer decorar mi casa para recibirla.

Siento que no termino de levantar la mesa del año pasado y ya estamos pensando en la pavita y los turrones otra vez. Por favor, alguien que me alcance un Delorean!

PAPÁ NOEL, SANTA CLAUS, COMO SEA

papa-noel

He decidido hace ya un tiempo que no dejaré que a S. se le mienta con el temita del señor Noel. No me parece, no me gusta, no creo que será algo que la traumara de por vida si no cree. Si, me parece cruel la manera en que se le miente a los niños de pequeños cuando en realidad nosotros le explicamos y enseñamos una y otra vez que no hay que mentir. La verdad es que a los niños cuando llega el momento de decirle la verdad se les parte el corazón, y me pregunto ¿no es peor?

Obviamente en mi círculo de amigos y familiares están todos ofendidos con tal iniciativa, a mi me tildan de cruel, de mala, de como le voy a romper la ilusión. A ver señores, si la pequeña desde un primer momento no cree en Papá Noel no tiene ninguna ilusión para romper,es así de simple.
Los abuelos insistieron en que, aunque sea este año, quieren tener la foto de la nieta con Papá Noel. Ok, acepté. Total ahora ella no entiende y no quiero, en este caso, romperle la ilusión a ellos. Pero este año y ya porque después sabrá que es un personaje inventado con el único motivo de hacernos gastar plata a rolete para que traiga los regalos el 25 a las doce.
Estaba en la fila, esperando por la bendita foto, había una nena adelante mío, estaba con la madre, ve un papel en el piso, lo levanta, la madre le dice “las cosas del piso no se levantan”, entonces pensé. Los padres son increíbles, le enseñan a los niños que las cosas no se levantan pero para cada cumpleaños le ponen la piñata cual gracia es reventarla para juntar del piso golosinas y sorpresas (la piñata merece un post aparte porque tengo todo un rollo con la misma) y con Papá Noel le hacen comer todo el verso que existe pero lo ponen en penitencia si mienten. El mundo del revés.
Mi experiencia personal fue que, si creí, me ilusioné y medida que pasaban los años se me plantó una duda que tuve que eliminar ¿qué hacía mi mamá adentro de mi casa mientras todos estábamos afuera mirando los juegos artificiales? Entonces una navidad me escondí para verla y ahí vi como ponía todos y cada uno de los regalos en el arbolito y ahí se termino todo. Obviamente me calle, me hice la boluda porque una vez que se enteran que sabes los regalos comienzan a ser cada vez más pedorros, hasta, casi dejar de existir.
Antes de que pregunten sobre el peligro que mi hija sepa la verdad y sus primitos y amigos no diré. Le explicaré a la pequeña que no tiene que decírselo a nadie porque habrá quienes crean y no esta bueno. A lo que agregaré más ternura y emoción para que sepa que puede joder a alguien si se lo comunica.
Ojo, también veo que es la excusa perfecta para mantener a nuestros chiqiuitos tranquilitos eso de “postate bien porque Papá Noel te esta mirando y no te va a traer nada” pero para que me sirva solo en diciembre y los demás días del año me joda sigo prefiriendo la verdad ante todo.
En fin, me gustaría saber que piensan ustedes.

DING DONG

Me esta volviendo loca la navidad, no se que comprar, no se que hacer. Obviamente este año quiero que sea inolvidable, bueno no, VA  a ser inolvidable. Mi primer año como madre, primer navidad con S.

Recuerdo la primer fiesta con mi sobrino, nos tocó el año nuevo. Era chiquito, tenía apenas 28 días. Obviamente a la hora del brindis el pequeño dormía como el mejor, no lo despertó ni los juegos artifiaciales.

Dada la hora que suele dormirse S. todo indica que los dos días estará más despierta que todos en la mesa.

No se que regalarle, estuve mirando pero no se. Sobre todo porque no quiero regalarle algo a lo que no le de ni cinco de bola. Porque pasa que le compran cosas, se la pones en el piso, en la sillita, donde sea y la chaboncita se divierte hasta que termina de tirar todo por doquier, en cambio, le doy mis fibrones resaltadores y feliz y entretenida la tenes. Lo mismo con las etiquetas de sus juguetes, pueden ser los más lindos, los más coloridos pero ella dale que te dale con las etiquetas.

En juguetes para su edad predomina los de encastres, son a partir de 6 meses pero no se. Igualmente es hasta ahora lo que viene ganando en lista de cosas. Y cuando más o menos me estoy por decidir, viene hermano de visita y dice “¿qué le va a pedir Sophie a Papá Noel en casa?”.

¡Ayuda! ¿Me tiran una idea?