HOLA

Imagen

Creo que debería comenzar a darle un poco más de bola a este blog, ya que en estos días no entiendo muy bien como fue que comenzó a incrementarse el número de visita a pesar de estar un poco abandonado. Y bueno, aquí me tienen.

El motivo por el cual no ando mucho por acá creo (porque en realidad ya no lo recuerdo) es el tiempo y la garra que le estoy poniendo a mi emprendimiento, HEY MAMA WOLF. 

Lo comencé hace apenas unos meses y fue más de lo que esperaba, se esta convirtiendo en un verdadero empleo al que hay que dedicarle tantas horas como a otros, solo que este tiene el plus de ser a su vez placentero ¿a quién no le gusta trabajar de lo que le gusta?

Hace un tiempo dije que llegaría algún día el post con tips y herramientas de marketing para emprendedores. Bueno, no les digo que el de hoy será un super post pero empecemos de a poco.

Este no es mi primer emprendiemiento. Hace unos años atrás tuve otro en el que, con una amiga, nos dedicábamos a hacer remeras estampadas. En este nuevo emprendimiento mantuve más o menos las mismas ideas en mi mente, solo que de remeras estampadas pasé a vender productos tejidos en crochet. Más que nada ahora me estoy dedicando a amigurumis, pero una que otra vez salen caminos, carpetas, entre otras cosas.

Siempre que comienzo con algo lo hago fiel a mi estilo. Si bien escucho sugerencias me gusta seguir una línea. Ejemplo: mas de una persona me sugirió hacer Gaturros tejidos, y la verdad que no. Gaturro y su creador, Nik. Es algo que no comparto en absoluto, de hecho no le compraría algo de Gaturro a mi hija, por lo que tampoco haría un muñeco de Gaturro. No se si se entiende. 

Cuando pienso en un proyecto pienso en todo. Desde que es lo que quiero ofrecer a como lo quiero ofrecer (packaging). Por ahora me adapto a mi presupuesto pero siempre tengo cosas en mente para un futuro.

Lo mismo me pasa con los nombres que elijo para mi marca. En este caso quise una canción. Pensé mucho, pensé en la pronunciación, en como quería que sonara y particularmente en este momento que pueda también recordarse por sus siglas “HMW”. Creo que una vez que tenes el nombre es como echarle agua a un Gremling, crecen las ideas por doquier. Es la identidad después de todo. Lo que me esta costando es el tema del logo. No se me viene nada a la mente, por eso mismo hoy por hoy uso HMW.

Una vez que tenes en mente que es lo que queres hacer y el nombre que te va a identificar es un pequeño gran paso para todo lo que viene.

¿Qué viene?

Lo vemos en otro post…

Anuncios