NOS VAMOS DE FERIA

feria

El domingo voy a participar con Hey Mama Wolf en la primera Pequeña Feria de Emprendedores del año y estoy MUY nerviosa. Ayer lo largué como un grito catárquico en Twitter y la bella de Seelvana me pasó un link de su blog donde habla acerca de sus miedos cuando fue a su primera feria. Me ayudo muchísimo.

No sólo me encontré reflejada en esa listita de temores sino que logré reparar en otras cosas en las que no había pensado. Por ejemplo: ¡Qué me voy a poner! O que debo preparar el mate.

No es que esta sea mi primera feria *es la cuarta* pero así y todo me da miedo. No estamos en una buena situación del país y eso influye en mis temores, por supuesto. El miedo mayor es el no vender nada, aunque tenés que tener mucha mala suerte para que eso ocurra. Bueno, en la primera me pasó. Mala suerte de principiantes quizás. No lo sé. Tampoco tengo muchas ganas de pensarlo en este momento.

Todo esto es para decirles que si andan por Capital el domingo los y las espero en Espacio Machado (Machado 617). De 16 a 20 nos encuentran. ♥ Si quieren hacer algún pedido especial pueden consultarme en heymamawolfdesign@gmail.com 

¿Nos vemos? ☺

Anuncios

UN AÑO CONMIGO

100_6634

Tengo mil temores que me brotan desde los poros. Nunca no me despierto con miedos. Hablo de mi vida profesional.

Antes de ser madre siempre fui bastante “hippie”, por decirlo de alguna manera, con el dinero. Hace unos cuantos años trabajaba en una oficina donde me explotaban groso. Yo trabajaba muchísimo con la tonta idea de ser reconocida en algún momento. Tenía media jornada pero la mayoría de los días realizaba jornada completa. Jornada que, raramente, me pagaban. Una vez me dijeron, ante mi reclamo, que podía llegar a haber una posibilidad de despedido y así fue, me despidieron. Cuando todos me daban “el pésame” yo respondí que no tenía hijos, no tenía por qué preocuparme. Prefería estar sin trabajo a seguir en esa oficina. Siempre mi despreocupación se debió a no ser madres. Mis gastos de siempre se relacionaron con discos, con libros y alguna eventual escapada a algún lado. Por ende, nunca tuve que matarme laburando para cubrir mis caprichos de mujer sin hijos.

No soy pretenciosa, ni nunca lo seré. Estoy segura y sé que siempre resistiré un archivo. Pero hoy soy madre y sostén de familia y las prioridades y gastos cambian. Para los que no son argentinos les cuento que el país está atravesando por un cambio drástico y nada bueno. Las cosas están cada vez más caras. El nivel de vida se fue a las nubes y ESO hace que no haya un día en que abra los ojos y me despierte con miedo. *Atendeme la catársis que me estoy mandando*.

Estoy más que segura que mi miedo es el de muchos. Hoy ser emprendedora no es fácil. No es que en algún momento lo haya sido, pero hoy, es muchísimo más difícil. O, al menos, yo lo vivo de esa manera. Tiene sus pro y sus contra, como todo. Pero día a día lo elijo. No desmiento estar en la búsqueda de un trabajo a medio tiempo, pero también creo que si llega es más fuerte que yo no abandonar el barco de Hey Mama Wolf. Aunque a veces se vuelva insostenible económica y mentalmente vale la pena el esfuerzo. De no haberme subido a este catamaran, seguramente, me hubiera perdido muchas cosas en lo que respecta el crecimiento de S. Ser una mamá presente todos los días es un beneficio que no todas pueden tener. Y más allá de mi maternidad, HMW, me llevó a ser reconocida como artista por ejemplo. Algo que no pensé jamás pero que así ocurrió y ni más ni menos que en Nueva York. El 2014 en la Primera Exhibición Mundial de Amigurumis. Una anécdota para contar a mis nietos (si es que los tengo) en un futuro. También conocí muchas personas y un poco aprendí a levantarme cada vez que caí. Como ahora. Esa es la verdad, me siento un poco caída pero con fuerzas para levantarme y volver a andar.

Hace unos días, surfeando en la net me encontré con el blog de una chica que realiza muñecas de tela. En uno de sus post explicaba con detalles cómo abrir una tienda en Etsy. Ella se llama Isabela Guzmán y sus marca es Mandarina de Tela. Leerla me dio el empujón para abrir mi propia tienda Etsy. Me pareció tan copado y humilde lo que hizo. No es que todos sean canutos con la información pero, sorry, los emprendedores argentinos no se destacan por ayudarte a disipar dudas cuando las tenés. Yo creo que, sin pisarnos el poncho, entre todos podríamos darnos una mano cuando nos surge una duda. Y lo digo con conocimiento de causa. Porque me pasó de tener una duda hace unos años y encontrar la respuesta fue como tratar de encontrar una aguja en un pajar.

Si quieren leer el post sobre cómo abrir una tienda Etsy pueden hacerlo acá. Ese mismo post lo llevará a conocer su marca y sus muñecos que son increíblemente hermosos.

Ahora si quieren visitar mi tienda Etsy pueden hacerlo desde acá. Y si tienen alguna duda respecto de emprender también pueden preguntarme. Antes lo decía a menudo, bueno ahora volví hace poco al blog y se los reitero. 🙂 Y también si quieren seguir mi marca en Instagram pueden hacerlo acá.

Que tengan hermoso fin de semana.

MAMÁ Y EMPRENDEDORA

Imagen

La verdad que me cansé de enviar (en mano y virtualmente) CV sin llegar siquiera a una entrevista. No tengo la menor idea el criterio de selección a la hora de elegir a los candidatos pero yo no les puedo explicar la cantidad de CV que mando por semana y no tener aunque sea UNA entrevista me desilusiona. 

Cuando era chica pensaba que todo comenzaba cuando terminaba el secundario y no. Después pensé que llegaría teniendo experiencia y hoy en la actualidad me doy cuenta que tampoco. No importa el secundario terminado, no importa la experiencia, no importa los estudios, no importa nada. Quien me lo quiera discutir todo bien, pero es así. 

Ahora teniendo una hija ustedes se imaginarán las ansias que tengo de conseguir un trabajo, y como no llega nada decidí lanzarme a ser mi propia jefa.

Hace unos años, con una amiga tuvimos un emprendimiento de remeras estampadas donde nos fue muy bien pero por diferentes motivos se terminó. Hoy, varios años después, impulsada por algunas de ustedes y por amigos y familiares que les gusta como tejo decidí tomar el consejo y crear “HEY MAMA WOLF”. Le estoy metiendo todas las ganas del universo y esta vez decidí incorporar mis técnicas de marketing que hace unos años estudié que se referían a esto de armar tu propio emprendimiento, ser tu propia jefa. 

Espero tener suerte. 

Si quieren pueden encontrarme en Facebook, Twitter y proximamente en Youtube con videitos que subiré de los productos y explicando el método de venta.