EL AMOR NO ES OBSCENO!

No se que tiene Facebook contra las fotos de madres dándole la teta a sus hijos. Subís una y no tarda mucho en dártela de baja argumentando que alguien las denuncio.

O sea, no entiendo, a la gente le molesta ver a madres dando la teta pero no le molesta ver fotos de perritos entre otros animales mutilados. Porque en ese caso soy yo solita la que tiene que ocultar esa historia del muro para que no se me remuevan las tripas y el corazón viendo a un perro despellejado. A quién no le paso esto alguna vez que levante la mano, ¿nadie?, lo suponía.

Hace unos días encontré la campaña “El amor no es obsceno”. Se lanzó luego de que Facebook reiteradas veces le censure la foto de perfil a la organización “Las casildas“. La foto era esta…

131329_581385298605049_1208586970_o

En repudio a esto muchas madres comenzaron a enviar fotos para apoyarlos.

No es la primera vez que pasa, pero estaría bueno que se termine ¿no?

Para saber más acerca de lo que pasó podes leer acá.

Anuncios

EL DESTETE LLEGO PARA NO VOLVER

Yo me había puesto una fecha en mi cabeza una noche de enero hablando con amigos. La fecha era el 1 de marzo.
Ese día S. debía dejar la teta, o sea, no ese día pero de a poco ir sacandole tomas para llegar bien a ese día. Recomiendo el post del blog 39 semanas, a mi me ayudo mucho.
La verdad, fue más fácil de lo que pensé, dejo la teta casi sin tener que hacer esfuerzos. Por suerte no hubo llanto, ni nostalgia.
De un día para el otro ella misma comenzo a tomar menos, hasta que paso un día entero y no tomo nada, otro más y nada y así llevamos varios días hasta que llego el 1 de Marzo con la buena nueva que el destete se había producido.
Unos días después tuve leche en los pechos, comencé a gotear un poco, intente sacarme un poco, hasta que la mire, me dio cosita y dije “bueno, si tengo ya fue la prendo”. La puse en posición y me miro como diciendo “ma, que estás haciendo?”, tenía la teta en la boca y la actitud de no saber que era lo que tenía que hacer, intento morderla, jugo un rato hasta que intento succionar y se ahogó un poquito, y luego no quiso más, me alejaba como si fuera algo totalmente feo lo que había probado. Ahí confirme que la lactancia había terminado.
El tema es que, como ya no tiene su teta para dormir ahora lo hace con el chupete. Pero bueno, algo es algo.
Etapa lactancia terminada, etapa chupete… para eso falta un tiempo.

LACTANCIA parte 2

lactancia-materna

Estoy comenzando a considerar poner una fecha de punto final a la lactancia.
No les voy a negar que a medida que paso el tiempo le fui agarrando amor pero creo que es el momento de darle un corte. Si por mi fuera, se lo habría dado hace tiempo, pero bueno, se que es recomendable la lactancia en verano para evitar la diarrea infantil así que sigo pero creo que es momento de decirle adiós.
El tema es que, ella nunca agarró el chupete pero si la teta ¿se entiende? Entonces, por ejemplo, ahora que anda con el tema de la dentición encuentra alivio succionando fuerte, y no te das una idea lo molesto que es. Sobretodo sabiendo que tiene los dientes de arriba, porque los de abajo los esconde con la lengua pero los de arriba se hacen sentir.
No les niego que me da cierto “no se que”, porque la mayoría de las veces encuentro en la lactancia un momento totalmente hermoso, sin caer en el cliché ni en la cursileria les juro que es así. Pero ya esta.
Nunca se me había pasado por la mente el tema de la lactancia, entonces, viendo hasta donde llegué me alegra y la destetaré sin culpa.
Igualmente no esta tomando tanta teta. Hay veces que si lo hace durante el día, pero en su mayoría lo usa para dormir, y la usamos para cuando salimos y no quiero andar con mamadera, cajita de leches y demás. Porque si, es cómodo dar la teta.
Día apróximado, 1 de Marzo. Así que tengo un mes para que se vaya despidiendo de la teta tranquila.
Veremos que pasa…

LACTANCIA

Sinceramente NUNCA me gustó el tema de la lactancia, para nada. Es más, siempre me dio “cosa” ver a mujeres amamantando, llegué a sentirme un poco insensible hasta que conocí a una madre que le pasaba lo mismo, y ahí me sentí un poco mejor. Así que la lactancia fue una cosa más que me tuve que mentalizar durante el embarazo.

Cuando S. nació le costó prenderse al pecho. Ella nació a la una de la mañana y recién tomar como se debe lo hizo a las seis de la tarde aproximadamente, y debo decir que esas horas fueron horribles. La enfermera de piso venía a la habitación y les preguntaba a las demás si los bebes se alimentaban y todas decían que si, y yo siempre que no. Estuve a punto de rogar por una mamadera porque esta mujer comenzó a decirme todo lo que le podía llegar a pasar y ya me estaba asustando. Venía y me decía “proba así, proba asa y nada” y me ponía nerviosa. “Si no toma la teta le puede bajar el azucar en sangre y se va a pasar de largo y va a dormir mucho porque esta debilitada” y así todo el sermón. Me sentía una reverenda inservible. Termino por traerme un sacaleche pero antes de eso pensé “me pongo la pezonera y que sea lo que tenga que ser” ¡milagro! Las pezoneras en ese momento fueron lo mejor que me pudieron pasar en la vida. S. se prendió de la pezonera y no la largó más. No se dan una idea lo que espere que entre la enfermera para decirle “toma”, de hecho fui y pregunté si estaba para regocijarme que lo único que había servido fue mi intención y no sus consejos ¿qué paso? se había cambiado el turno, pero la espere el otro día, no se crean que no le dije nada. Así que consejo: tene a mano un par de pezoneras por si las moscas, y proba que en una de esas tenes suerte como yo.

El otro temita fue la manera en que debía amamantar el bebé, por cuanto tiempo. La enfermera de turno y la que le siguió nos decía que debía ser quince minutos de un pecho y quince del otro, así que esos dos días me la pasé celular en mano calculando (soy un poco obse), el día del alta viene una pediatra, nos da una charla de consejos básicos pero MUY útiles ¿qué nos dice? que lo de los quince minutos era mentira, que el bebé debe tomar la teta hasta que la vacía y recién ahí la pasamos al otro pecho, cuando no toma más y quiera volver a retomar siempre tiene que ser del lado que terminó en la toma anterior (no te puedo explicar el matete que me hacía tratando de recordar que onda).

Cuando más o menos me había acostumbrado, tengo la primer consulta con un pedíatra ¿que me dice? “sabías que es quince minutos de un lado y quince del otro?”, y yo que le iba a decir “si”. Pero le seguí haciendo caso a la que nos había hablado primero.

Llego a mi casa y sigo con la misma tecnica, en resumen la tenía FÁCIL cincuenta minutos tomando de un lado (hasta que la vacíe) y un toque del otro. Finalmente en una segunda consulta con otro pediatra (el definitivo) me dice diez y diez. Opté por darle quince y quince y chau picho.

Atenti porque el tema es el siguiente. S. nació con un peso, los bebes siempre tienden a bajar de peso, o sea cuando te dan el alta el bebé ya bajo, pero a la semana tienen que recuperarlo. Mi hija bajó como tenía que ser pero a la semana volvió a bajar. El pedíatra me dijo que se debía a que pasaba mucho tiempo tomando la teta y eso la hacía perder mucha energía que luego no recuperaba por lo que tuve que ponerle un tiempo prudente y acostumbrarla. De ahí en más no tuve más problemas. Si les sirve esta data bienvenida sea!