METAMORFOSIS

BeFunky_2013-08-18 16.jpg

Si, cuando era chica me gustaba tejer. Tejía dos agujas, punto Santa Clara, obvio. De hecho un par de veces regalé ¡BUFANDAS!

Crochet siempre quise aprender pero nunca lo hice, quizás porque siempre había cosas que me llamaban más la atención, quizás porque no era el momento, o quizás porque no tenía a quien tejerle.

Alguna otra manualidad, impensadísimo! Entonces ahora ¿qué me pasó?

Fue instintivo, nació Sophie y al poco tiempo le pedí a mi hermano una tarde, “anda a comprarme una aguja de crochet, lleva esta muestra de lana que tengo y comprame un número que pueda tejer esta lana”. Y de ahí no paré más.

Una noche, tremenda panza y todavía no sabía sexo de la criatura le dije a una amiga que si era nena le iba a avisar para que me enseñe corte y confección porque había visto unas telas re lindas y le quería hacer ropa. Bueno, finalmente no pasó pero estuve ahí nomas de llevarlo adelante.

No digo que todas. Porque hay madres que no les gusta la manualidad y hasta el día de hoy siguen así. Pero hay otras, como yo, que se les prende el chip de la creatividad.

Estoy adicta a los blogs de DIY. Miro programa de manualidades que se me presenta. Lo buenísimo de todo es haber podido sacarle el jugo y hoy haber parido un emprendimiento que es una pasión para mi. Pero más allá de eso, si no hubiese pasado, hubiese seguido haciendo juguetes con todo el amor del mundo para S.

Para su cumpleaños no hice la torta pero hice cupcakes, decoración… VASITOS FORRADOS!!! El cumplolga

Estoy segurísima que de no ser madre hoy no estaría haciendo todo lo que hago.

Toda mi vida escribí, toqué la guitarra, alguna que otra vez dibujé y algunas otras estampé pero hasta ahí llegaba mi amor. Hoy es increíble.  No puedo parar, navego de blog en blog. Miro, guardo, archivo. Y ni me hables de Pinterest. Pinterest es droga, es vicio. Tanto que muy rara vez si necesito una imágen la busco en google, hace un tiempo que la busco en Pinterest, hoy es una red social que uso a full. De paso les dejo el mío para l@s que me quieran seguir, acá. ¿Intentaron alguna vez entrar a Pinterest y no abrir más de seis o siete páginas a la vez? Si podes te felicito. A mi termina por colgarse todo.

Ya se que cuando terminen de leer este blog me van a pedir dires de blogs DIY, así que antes que lo hagan les dejo tres de mis blogs de DIY preferidos.

  1. ¿Por qué no? 
  2. Craft and creativity
  3. Cosas molonas

El 1 lo recomiendo sobre todo porque Ro es una genia, hace cosas HERMOSAS y te hace viajar por Italia en imágenes y descripciones 🙂

¿A ustedes las cambio la maternidad en este aspecto? Quiero saber historias. ¿Les nació algún don que tenían escondido?

Anuncios

HOLA

Imagen

Creo que debería comenzar a darle un poco más de bola a este blog, ya que en estos días no entiendo muy bien como fue que comenzó a incrementarse el número de visita a pesar de estar un poco abandonado. Y bueno, aquí me tienen.

El motivo por el cual no ando mucho por acá creo (porque en realidad ya no lo recuerdo) es el tiempo y la garra que le estoy poniendo a mi emprendimiento, HEY MAMA WOLF. 

Lo comencé hace apenas unos meses y fue más de lo que esperaba, se esta convirtiendo en un verdadero empleo al que hay que dedicarle tantas horas como a otros, solo que este tiene el plus de ser a su vez placentero ¿a quién no le gusta trabajar de lo que le gusta?

Hace un tiempo dije que llegaría algún día el post con tips y herramientas de marketing para emprendedores. Bueno, no les digo que el de hoy será un super post pero empecemos de a poco.

Este no es mi primer emprendiemiento. Hace unos años atrás tuve otro en el que, con una amiga, nos dedicábamos a hacer remeras estampadas. En este nuevo emprendimiento mantuve más o menos las mismas ideas en mi mente, solo que de remeras estampadas pasé a vender productos tejidos en crochet. Más que nada ahora me estoy dedicando a amigurumis, pero una que otra vez salen caminos, carpetas, entre otras cosas.

Siempre que comienzo con algo lo hago fiel a mi estilo. Si bien escucho sugerencias me gusta seguir una línea. Ejemplo: mas de una persona me sugirió hacer Gaturros tejidos, y la verdad que no. Gaturro y su creador, Nik. Es algo que no comparto en absoluto, de hecho no le compraría algo de Gaturro a mi hija, por lo que tampoco haría un muñeco de Gaturro. No se si se entiende. 

Cuando pienso en un proyecto pienso en todo. Desde que es lo que quiero ofrecer a como lo quiero ofrecer (packaging). Por ahora me adapto a mi presupuesto pero siempre tengo cosas en mente para un futuro.

Lo mismo me pasa con los nombres que elijo para mi marca. En este caso quise una canción. Pensé mucho, pensé en la pronunciación, en como quería que sonara y particularmente en este momento que pueda también recordarse por sus siglas “HMW”. Creo que una vez que tenes el nombre es como echarle agua a un Gremling, crecen las ideas por doquier. Es la identidad después de todo. Lo que me esta costando es el tema del logo. No se me viene nada a la mente, por eso mismo hoy por hoy uso HMW.

Una vez que tenes en mente que es lo que queres hacer y el nombre que te va a identificar es un pequeño gran paso para todo lo que viene.

¿Qué viene?

Lo vemos en otro post…

MAMÁ Y EMPRENDEDORA

Imagen

La verdad que me cansé de enviar (en mano y virtualmente) CV sin llegar siquiera a una entrevista. No tengo la menor idea el criterio de selección a la hora de elegir a los candidatos pero yo no les puedo explicar la cantidad de CV que mando por semana y no tener aunque sea UNA entrevista me desilusiona. 

Cuando era chica pensaba que todo comenzaba cuando terminaba el secundario y no. Después pensé que llegaría teniendo experiencia y hoy en la actualidad me doy cuenta que tampoco. No importa el secundario terminado, no importa la experiencia, no importa los estudios, no importa nada. Quien me lo quiera discutir todo bien, pero es así. 

Ahora teniendo una hija ustedes se imaginarán las ansias que tengo de conseguir un trabajo, y como no llega nada decidí lanzarme a ser mi propia jefa.

Hace unos años, con una amiga tuvimos un emprendimiento de remeras estampadas donde nos fue muy bien pero por diferentes motivos se terminó. Hoy, varios años después, impulsada por algunas de ustedes y por amigos y familiares que les gusta como tejo decidí tomar el consejo y crear “HEY MAMA WOLF”. Le estoy metiendo todas las ganas del universo y esta vez decidí incorporar mis técnicas de marketing que hace unos años estudié que se referían a esto de armar tu propio emprendimiento, ser tu propia jefa. 

Espero tener suerte. 

Si quieren pueden encontrarme en Facebook, Twitter y proximamente en Youtube con videitos que subiré de los productos y explicando el método de venta.