HERENCIA

Imagen

Yo nunca tuve muy en claro si quería o no ser mamá pero me pasaba que siempre que compraba un libro, un disco o una película pensaba “esta va a ser mi herencia especial”. Siempre me pasó con cada cosa que compré, cada vez que llegaba a casa, que lo acomodaba en su respectivo lugar.

Hace un tiempo nos encontramos hablando de nuestras respectivas colección de discos con un amigo y yo le dije “siempre que compro uno pienso en que será para Sophie, espero que le gusten”. Era la primera vez que se lo decía a alguien y sentí reivindicar e imaginar a mi pequeña el día de mañana con el que ahora es mi tesoro.

Yo vengo de padres que me cuentan que cuando eran jovenes en su casa de solteros tenían discos de Sandro y The Beatles con hermosos combinados pero en casa no hay nada. Comenzó a haber discos en casa a medida que nosotros fuimos creciendo y compramos. Me da alegría pensar que S. nació en una casa donde su mamá le hace escuchar de todo. 

Desde la panza escuchamos Adam Green, los Antsy Pants, The Beatles, Velvet Underground, Beck, The Magnetic Fields, entre otros. Últimamente estamos a full con Devendra Banhart, Daniel Johnston, The Smiths y Sean Lennon. Miramos películas francesas, las cuales obviamente no entiende nada pero se engancha. La última que vimos es Yuki y Nina.

Para mi no hay tesoro más grande que el arte. Estoy ansiosa de poder ir a galerias con S., a shows cuando sea grande. De hecho le hice una lista de recomendaciones para cuando sea grande y tenga en cuenta. Si hay algo que me tiene ansiosa también es que me muestre que es lo que le gustará a ella. 

Tesoros.

Anuncios