NO, NO Y NO

1

Cuando era chica y mi mamá me retaba por cosas que a mi me parecían que no tenía sentido, que no era para tanto me repetía como mantra que el día que tenga un hijo le iba a dejar hacer lo que quiera.

Cuando a las doce me hacían cambiar mis dibujitos para poner su noticiero me decía a mi misma “cuando sea grande y viva sola voy a mirar dibujitos siempre”. Confieso que odiaba fuerte a Jorge Jacobson, por culpa de él me sacaban mi entretenimiento. Comía y lo miraba con odio como diciéndole “ya vas a ver”.

Y acá estoy, cumpliendo el rol de mamá pero no así con mis promesas de pequeñas.

Años de conocer niños y niños me hicieron pensar en la clase de educación que yo quería brindar cuando me llegara la hora de ser madre.

Creo que mi regla número uno es no pensar en eso de “es chiquita”. Ejemplos… “no la retes, es chiquita”, “no la grites, es chiquita”, “lo hizo porque es chiquita no entiende”, “dejala ganar que es chiquita”, etc.

No te digo que va a salir de la panza y le vas a comenzar a decir “no llores, no sos chiquita”, pero creo que los niños a partir de una cierta edad deben dejar de ser tratados para ciertas cosas como “es chiquit@”. Mi hija tiene un año y ocho meses, ya fue, para mi, para ciertas cosas ya no es chiquita y puede comenzar a entender lo que es el respeto, lo que es no faltar el respeto, lo que es no hacer berrinches, lo que es dormir la siesta, lo que es hacerme caso.

Mil disculpas si alguien se siente tocada/o por este post es que no puede entender eso de que los padres se adapten a sus niños. Para mi es como una especie de nueva maternidad/paternidad. Se adaptan a no mirar lo que les place con tal de no sacarle los dibujitos a sus pequeños. Los dejan que no saluden porque “son así”. Una cosa es obligar a un pequeño a dar un beso como saludo, pero otra muy distinta es que tampoco saluda si no quiere. Para mi eso no va.

Cada uno sabe reconocerle los llantos a sus hijos, sabemos cuando son por capricho o cuando son porque algo les pasa. Entonces ¿Por qué consolarlos TODO el tiempo?

Con este post me recibo de anti Laura Gutman para toda la vida.

Hace un tiempo que deje de salir al no poder controlar a mi hija, si iba con ella mejor me quedaba en casa. Ahora salgo y observo que es lo que se debe mejorar para que no lo haga más. Ejemplo: no tirar los libros ajenos. Porque en casa lo hace, y todavía no pude sacarle esa maña, aunque es un entrenamiento constante diciéndole que no. De alguna manera quiero darle a entender que las cosas que hace en casa no puede hacerlas en las casas ajenas.

Pero en fin, vamos a ver como sale.