LOS BLOGS Y LA MATERNIDAD

1

Hace muchos años que soy blogger. Comencé con un blog que se llamaba “Diario de una mina de veintipico”, fue un viaje de ida. Escribí en él aproximadamente por cinco o seis años, no recuerdo exactamente. Lo cerré al poco tiempo de ser madre porque era una nueva etapa y ya no podía seguir escribiendo ahí. No se, había llegado a su fin.

Poco tiempo después fue que abrí este blog. Me costó, tenía una rosca encima acerca de hablar de mi hija, no se, me puse a pensar si el día de mañana cuando ella sea grande si le gustaría la idea que en algún momento le conte al mundo lo que hacía o dejaba de hacer, hasta que un día me di cuenta que podía hablar de muchas cosas más, que no tenía porque ser un diario de maternidad y entonces lo abrí.

Mis primeros post fueron más que nada consejos, tips. Cosas que me hubiesen servido saber cuando arrancó esta etapa de mi vida y que no las encontraba en libros ni nada cerca. Necesitaba consejos de madre a madre no de doctores que hablan de manual sabiendo que no a todas nos va a funcionar lo que la ciencia nos dice.

Sinceramente desde que descubrí el mundo de los blogs y sobre todo cuando es algo relacionado a la maternidad entro y leo a determinadas bloggers para saber como lograron que sus niños duerman, por ejemplo. O busco recetas para hacerle a S. pero también ahí, entre las mamás bloggers.

A veces me da la sensación que la maternidad viene con muchas cosas bajo el brazo, hace poco les dije que era el crochet para mi, ahora también agrego, los blogs.

Los blogs se han convertido en un manifiesto. El rinconcito donde podemos nadar libremente y ser escuchadas. Porque siempre encontras a alguien dispuesta a tirarte una palabra de cariño o un consejo a lo que estás necesitando. Creo que hemos sido muy privilegiadas en poder contar con esta herramienta en los días que corren. Me pregunto ¿como hacían las madres de antes?

Creo que es hora de cambiar el dicho, yo ya cree uno para mi…

Escribir un blog, tener un hijo, tejer un cactus.

Anuncios

PEQUEÑA GUERRERA

Como dije alguna otra vez por acá, tengo varios blogs, uno de ellos de poesía que se llama “Secretitos de almohada”, en ese mismo muchas veces escribí poemas para mi hija, ayer salió uno muy bonito, hoy se los comparto.

Pequeña guerrera

Mi pequeña estrella saltarina,
mi pequeña luchadora de castillos,
mi pequeña monstruita,
mi pequeña.
Ella que me mira y me sonríe,
ella que se acerca y apoya su rostro en mi hombro,
ella que jugando corre para que la atrape,
ella que me mira con sus ojitos de amor y me envuelve.
La soñé mil veces mientras en mí crecía
y jamás pude hacerlo de manera tan perfecta como la realidad,
porque la miro y me derrite su belleza
la de su persona y la de su sensibilidad.
Mi pequeña guerrera que viene a buscarme
cuando algo la asusta,
mi pequeña hija que le canto canciones,
mi pequeño ser,
el amor en ser,
mi amor.