¿ DORMÍS?

Si hay un placer que lleve a full en mi vida fue dormir. Para mi dormir lo es todo. Sacame lo que sea pero no me saques minutos de sueño te lo pido por el amor de (complete según religión corresponda) John (Lennon, mi Dios).
Dormir para mi es lo mejor del planeta, la acción más magnifica que se nos pudo haber puesto, bueno ya fue, se entiende que para mi dormir es TODO.
Igualmente pase mi vida en contradicciones, dado que si bien para mi dormir es todo me molesta el tiempo que pierdo durmiendo, soñando todas aquellas cosas que no estan en la vida real, pero bueno, ese no es tema (por lo menos) para este blog.
El hecho fue que siempre pensé que feo sería el momento en que tenga un hijo y esto deba dejar de hacerlo, y por ejemplo, comience a conocer lo que son las mañanas, también me paso con el trabajo por supuesto, aunque la pegué en su mayoría teniendo trabajos que eran de tarde, y, aunque pareciera nunca fue adrede.
El tema es que, cuando nació S. chau dormir. No es que no me tome el lujo, en estos nueve meses de despertarme alguna que otra vez tarde, es que no pude volver a dormir lo suficiente, lo que a mi me gusta sin que nadie me despierte. Porque así me hagan la segunda y la levnaten a S. sin despertarme llega el momento que me despiertan para hacerme una consulta (de lo más inservible, por supuesto) y entonces así no se puede.
Y aquí a lo que realmente se intenta llegar con este post.
Si hay algo que aprendí desde que soy madre, que el día que tenga una amiga reciente madre con todo el amor del mundo, en vez de decirle si necesita ayuda en la casa o en lo que sea, seré original y le dire que mi habitación esta dispuesta para que venga a dormir cuando desee con la promesa de no interrumpir su sueño.
Ustedes no se dan una idea, las ganas que tuve en estos nueve meses de decirle a mi vieja “ma me cuidas a S. que tengo que hacer unos trámites, calcula unas 3 horas y vuelvo” y llamar a alguna amiga para que me invite a dormir, otro día tomamos mate, tenemos tardes interminables pero si hay algo que necesitaba era eso. Nunca me animé, siempre sentí que iba a quedar desubicada.
Este fin de semana cenando con amigos les comente esto que me sucedía, se rieron claro. Pero no se dan una idea lo real de mi cuestión.
Así que sean buenas, total, una almohada y un colchón no se le niega a nadie.

Publisuites.

Anuncios

VISITAS

Creo que los dos días me canso más la hora de visita que el tener que arreglármela sola con mi hija. Y ni te cuento cuando llegamos a casa.
Los dos días la tipa se durmió todo, así que familia y amigos la conocieron despierta en mi casa, pero yo me canse de hablar, de reírme, de contar, de todo.
El primer día tuvimos MUCHAS visitas. Tenía solo una hora, no me pregunten como pero todos se organizaron y no quedó nadie afuera. Miles de veces tuve que contar resumiendo a los apurones como fue el parto, cuanto peso, como salió todo, si comió, si lloraba mucho, etc. Todos llegaban, preguntaban, hablaban rápido, me daban regalos y se iban y yo con Sophie en brazos y taca taca taca. Cuando se fueron las visitas y quedamos solas era un silencio pacificador. Y en ese momento siempre se despertaba S y era seguir con ella. Aunque no me puedo quejar porque se portó de diez. Lloro más que todos los bebes del piso pero era un santa.
Hace unos años cuando una amiga fue mamá la llamo para ver que onda y me dice que las visitas iba a empezar a recibirlas la próxima semana, Me sorprendió pero ahora la entendí.
El día que llegué a mi casa tuve la suerte que S. tomó la teta y se durmió. Yo apenas almorcé y le dije a mi vieja que me la cuidara y que me despertara solo si tenía que darle la teta a la pequeña porque no daba más. Llegué desmayada de cansancio, en los últimos tres días (contando el momento en que empezaron los dolores y todo) había dormido (como mucho) seis horas, no daba más.
Así que si tienen a una amiga, hermana, prima lo que sea que haya parido y le dieron el alta, esperen a ir a verla, dejen que se recupere y después si, por ir a visitarla y por ir a darle una mano, que nunca viene mal.