CRÓNICA DE UN DOLOR

Me duele acá.

Me duele el pecho, me duele el corazón, me duele el alma.

Me quema el viento, me quema la cabeza, me queman las miradas.

Me enroscan los días, me enroscan las noches, me enrosca el otoño.

Me duele bien adentro, me duelo donde no veo, me duele donde siento.

Me entristecen las palabras, me entristecen los momentos, me entristece mi deseo.

Me queman los pensamientos, me queman las despedidas, me quema todo desde aquel día.

Me enrosca el silencio, me enrosca la pena, me enroscan mis venas.

Me entristece, me quema, me enrosca, me duele.

Anuncios

Un comentario en “CRÓNICA DE UN DOLOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s