VOLVER AL FUTURO

227

Nací con una mamá ama de casa. Esposa y ama de casa. En todos los recuerdos de mi infancia esta mi mamá con nosotros. Haciendo las cosas de la casa, cocinando, maternando siempre en casa. Mi papá trabajaba.

Mi mamá me dejaba en la casa de mis nonos para ir a buscar a mi hermano mayor a la escuela. O sea, me pasaba a buscar por el jardín, me llevaba a la casa con mi nono y se iba a la escuela a buscar a mi hermano mayor.

Mi mamá siempre maternando.

Hasta que un día, cuando nosotros eramos adolescentes se le dio por trabajar, y entonces salió de casa pero todos trabajos cerca y de pocas horas. Hasta el día de hoy seguimos con la misma rutina.

A lo que voy. Cuando mi mamá salió a trabajar y nosotros nos comenzamos a arreglar solos yo entendía que estaba bien que las mamás trabajen, que salgan, que tengan su vida. De chica la quería toda para mi porque entendía que la madre lo único que tenía que hacer era maternar.

Hace días que se da, con diferentes amigas este tema de además de ser mamá se es mujer, humano, persona, vamos a llamarlo como quieran, quiero decir… tenemos una vida además de cambiar pañales, jugar, limpiar babas, mirar dibujitos, hacer la comida, ponernos los nervios de punta.

Desde toda la vida nos enseñan que la mujer tiene que quedarse en la casa, cuidar a los niños y ser ama de casa. Digo, desde toda NUESTRA vida, porque como viene la mano ese no es el mensaje que le daré a mi vida en los años venideros, y no creo que la sociedad siga mandando ese mensaje al cosmos para que luego pasa lo que pasa hoy.

¿Qué pasa? La culpa nos pasa, la horrible culpa, la culpa molesta.

A veces me gustaría saber si es exclusiva de las mujeres la culpa con la que cargamos por dejar a nuestros pequeños en la casa mientras nosotros salimos un ratito a respirar. No se, no tengo muchos amigos padres y los que tengo todavía no les pregunté que es lo que piensan.

Durante muchísimo tiempo cargué con esa culpa que me hacía quedarme en casa porque era mi responsabilidad, yo tenía que estar en casa, no podía salir. Si se despertaba S. ¿cómo yo no iba a estar ahí?, ¿cómo alguien más debía despertar para dormirla? Siempre pensé que de no ser madre sola no tendría ese mambo pero al vivir mi realidad, que se yo. Solo yo quería encargarme de eso. Tenía que quedarme en casa, DEBÍA quedarme en casa aunque mi cerebro me pida recreo, aunque mi cuerpo me pida recreo, aunque la mujer que había quedado ahí en el fondo fondo fondo me pedía a gritos recreo.

Ahora es distinto. Mi hija es un poco más grande, ya no se despierta durante la noche una vez que se duerme, ya no toma teta, ya es un poco más independiente. Pero ahora viéndolo de lejos me pregunto, si fuera más chica ¿qué tendría de malo? Pero, repito, lo digo porque lo veo de lejos, de afuera.

De una vez por todas tenemos que romper esa mochila idiota que nos ponen desde chicos y saber que salir a respirar no esta mal. Que una no es mala madre por querer salir sola, sin alguien que te tironee o te pida upa, o se te tire a hacer berrinche en la calle. Una no es mala madre por querer rodearse de silencio, por querer escuchar otras voces, por querer no ser madre por un lapsus de una hora o dos y ser solo mujer.

Cuesta entenderlo, juro que cuesta. A mi me costó MUCHO. Pero acá estoy, tratando de transmitirlo de la mejor manera posible.

 

P.D: para ustedes chicas, porque las adoro con el alma ♥

Anuncios

4 comentarios en “VOLVER AL FUTURO

  1. ankelele dijo:

    la culpa es tremenda! yo todavía estoy en la lucha, tratando de dejar la culpa atrás y “permitirme” ser persona cada tanto. reconozco que no me sale muy bien. En mi caso fue al revea y sin embargo la sensación es la misma. MI vieja trabajo desde mis 45 días de vida, hasta el día de hoy. y yo sentí mucho esa falta. Siempre pensé que de tener hijos y tener la posibilidad económica, intentaría no trabajar en sus primeros anios al menos. por ahora se va dando así, pero por mas que sea lo que yo quiera… siempre es necesario tener un momento de paz y tranquilidad, pero sobre todo SOLEDAD.

    Me gusta

    • mimamamelima dijo:

      Bueno, a mi me pasa que escucho a amigas que les pasó lo que a vos y eso fomento mucho mi obsesion de quedarme con S. todo el tiempo cuando era más chiquita, ahora ya se me paso. Necesito libertad y no me da culpa escaparme, un ratito claro 😉

      Me gusta

  2. Carla dijo:

    La culpa, la maldita culpa! Yo trabajé siempre. Con el primer embarazo a los 5 meses de parir volví a trabajar con la salvedad que en el medio me mudé de ciudad y empecé convivencia. Con el segundo embarazo trabajé hasta 5 días antes de la FPP y retomé antes de que Octavio cumpliera el mes. Está bien que fue dosificado, iba y volvía en menos de dos horas. Fue espantoso! No puedo cambiar eso. Pero cambio el futuro. Con el año que empieza también empieza mi sabático. Será destinado a mis hijos, y fundamentalmente a mí. A escuchar lo que siento y si no escuché ese desgarro que se producía en mí cada vez que me tenía que ir a trabajar y alguno se prendía de mis piernas llorando a mares, ahora sí. Pero el salir a “tomar aire”, a recuperar energía, a rodearse de adultos y no hablar de pañales y etcéteras, o si llora algún crío saber que no es el tuyo es LA G L O R I A. Por más momentos como estos Carlita!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s