AHORA VENGO

ImagenV

Muchas pero muchas veces opiné acerca de temas de la maternidad sin ser madre, miles. Muchas veces se lo dije a las personas con las que estaba hablando, y otras, sencillamente las callé y opine en mi interior. Algunas cosas de las que pensaba las sigo manteniendo en la actualidad, y ese tipo de cosas, en cierto punto, me hacen sentir bien.

Cuando quedé embarazada me llegó un mensaje de alguien con quien habíamos sido amigas en un momento de nuestras vidas que me dijo “me enteré que estas embarazada, te escribo para felicitarte y decirte que ahora que vas a ser madre puede que me entiendas” y no, no la entendí, ni la entiendo. Sigo manteniendo mi postura y esas cosas me hacen sentir bien. 

Lo confieso, yo no me identifico con las madres que dejan absolutamente todo atrás y se largan a la maternidad y a la vida de sus hijos. Yo creo firmemente en que cada uno tiene que tener su espacio, así todavía sean niños. Me pasó de escuchar a alguien decir “nunca más voy a  salir a ningún lado porque mi hija llora” y posta, no salió nunca más. Estaba ahí, las veinticuatro horas para su hija, pegada. No voy a decir que esta bien o que esta mal. Yo no lo elijo. 

Siendo madre soltera se te dificulta el tema de salir aunque sea a la esquina a ver si llueve, porque no tengo al coequiper para pedirle que se quede un ratito con la pequeña para poder ir a dar una vuelta, por lo que yo paso todo el día con mi hija. La única solución que le encontré es pedirle a alguien que este con ella un ratito y aunque sea tomarme diez minutos de relajación tirada en la cama, por ejemplo. Cuando milagrosamente salgo a algún lado sin ella cuando vuelvo pregunto “¿lloró?” y siempre la respuesta es “no” y no se dan una idea el alivio que me genera. Porque si hay algo que supe desde siempre es que quería independencia mutua, que mi hija pueda vivir sin mi. Hasta ahora me salió bien. Eso si, no se duerme con nada hasta que llego. Nunca la encontré dormida al llegar, se duerme recién cuando me ve que estoy en casa, y eso si, me causa un amor terrible porque no llorará mientras no estoy pero cuando me ve entrar me regala una mirada y una sonrisa hermosa que me enamora cada día más.

Anuncios

14 comentarios en “AHORA VENGO

  1. planeandoserpadres dijo:

    Mi cuñada también se preocupaba mucho por no dejar sola a la niña con casi 20 meses hasta que se dio cuenta de que cuando ellos se iban la niña se quedaba de lo más contenta con la abuela, comía, dormía, jugaba y cuando los veía aparecer por la puerta ni siquiera parecía haberles echado de menos. Así que lo mejor es no renunciar a nada si no es una necesidad obligatoria.

    Me gusta

  2. Lion Mom (@cincgl) dijo:

    Una grosa Sophie, y vos tenés mérito en eso. En gran parte, así la hiciste, o la estás haciendo. Gestarla fue solo el comienzo 🙂
    Por otra parte, ya te lo dije una vez, creo. No alcanza con tener al padre para no estar sola todo el día con el niño. A veces trabaja todo el día y cuando no trabaja hace otras cosas fuera del hogar. No menosprecio la importancia, a mí me sirve de sostén afectivo para tomar decisiones, tipo ¿hay que llevarlo al médico por esto? Pero pocas veces es mi relevo…
    Abrazo!

    Me gusta

  3. Much more than I am (@MuchmorethanIam) dijo:

    Me encanta haberte descubierto, no sólo por lo que bien que escribes, sino porque tu forma de pensar se parece a la mía, y eso siempre reconforta. A veces temo que me tachen de algo que no soy por pensar así, por necesitar mi espacio también.

    Si además eres madre soltera, con más razón que necesites ese tiempo.

    Un beso desde Madrid

    Me gusta

  4. pibitoiscoming dijo:

    Sophie es una grosa y vos también. Inevitable juzgar a otras madres cuando no lo somos. Todavía no materno, pero ya cambié bastante ese aspecto mío. Igual con una amiga me sigue pasando lo mismo que a vos, pero al revés. No hay forma de que entienda el desapego que tiene con su hija. Besotes! Me gusta el nuevo look!!

    Me gusta

  5. Ana dijo:

    Me llegó lo que escribiste. Me da mucha culpa dejar a mi nene cuando me voy a trabajar. Tengo un prejuicio tonto sobre la madre y el hijo. SIento que “lo correcto” sería que yo me quede con el todo el día. Pero no es lo que quiero. Quiero seguir trabajando. Me gusta esi que escribiste sobre la independencia del niño. Gracias por lo que escribís, me gusta mucho leerte 🙂 Beso a la niña y a vos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s