COSAS TÍPICAS QUE NO ME GUSTAN

Ayer mi vieja me dice que hoy S. cumple un año y un mes, y me lo dice con toda la emoción del mundo de “mañana la voy a saludar” a lo que yo le respondo “ma dejate de joder S. tiene un año y punto”, ella me retruca “no seas mala” y yo le digo “entonces yo tengo 27 años y once meses”, a lo que obviamente me contestó que si. Nada que ver. Desde siempre me pareció que jamás saldría de mi boca el saludar a algún hijo porque cumple mes después del año. A partir del año ya esta. Porque sino me enroscaría con todo el temita de ¿hasta cuando debería saludarlo por el mes? y no tengo ganas.

Hace un tiempo S. se cayó del andador, pero se cayó de una manera muy pavota y no se hizo nada. Obviamente lloro pero creo que más por el “AAAAAAAH” que escucho a su alrededor que porque le dolió y para mi fue una caída tan tonta e insignificante que terminé riendo. A lo que todos dijeron “que mala que sos”. Perdón, no terminé de levantar a la pequeña que ya andaba de acá para allá sin omitir sonido.

El mes pasado el pediatra me manda un análisis de orina con carácter de urgente, a lo que debido a la charla que tuvimos en la consulta para mi fue más para agilizarme el trámite y que no me tarde mil años que porque la nena tenga algo. Salgo del consultorio, la llamo a mi vieja para contarle y se agarró la cabeza. Teníamos que esperar solo dos días porque justo me cayó fin de semana y mi vieja contando las horas para que sea lunes y que vaya a la mañana al laboratorio y blablabla. No quiero quedar como una despreocupada pero ¿por qué alarmarme? El análisis era para descartar una posible infección urinaria que finalmente jamás tuvo.

¿Por qué la gente es tan alarmista ante los niños? ¿Por qué si uno no reacciona como ellos sos mala, sos lo peor? ¿Qué gracia tiene seguir contando los meses cuando el niño cumple un año? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

¡Déjenme en paz!

Anuncios

7 comentarios en “COSAS TÍPICAS QUE NO ME GUSTAN

  1. Rookie Mom dijo:

    Car, siempre hay un dedito acusador listo para hincharle los quinotos a una mamá. Es ley de la vida. Y más cuando compartís la vida cotidiana.
    Está en nosotras aprender a blindarnos contra esos disparos. Seguirles la corriente. No actuar el conflicto. No envenenarnos.
    No es fácil, pero pensá que, a su manera, esas reacciones son porque te quieren, a vos y a Sophie. Puede que no te quieran de la forma más fácil, pero esa es otra historia.
    Lo que quiero decir es que no se puede cambiar al otro. Sólo podemos cambiar lo que hacemos con lo que hace el otro.
    ¡Paciencia!
    Besote.

    Me gusta

  2. MonaLisa dijo:

    anoche le dije a mi mamá “si hay algo que me prometí desde el primer día de vida de Milo, es que yo no voy a tener la culpa si le pasa algo malo”…Y creo fervientemente en eso. Un descuido, una caida, un accidente, una distracción nunca te pueden hacer culpable de lo que les pase. Después de todo vivimos por y para ellos, pero las madres tb somo seres humanos.
    Yo me voy a tatuar esa frase. jajaja

    Me gusta

  3. Patricia dijo:

    Yo creo que a veces nuestras madres fueron como nosotras, y quizas sientan una culpa, o pretendan que nosotras no hagamos lo mismo.
    Y aunque mi hija ya tiene 1 año y 11 meses, todos los meses la saludamos cuando cumple mes, no se no me molesta nunca me puse a pensar tanto en eso, es algo minimo, me parece.
    Un beso!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s