THE SMITHS

No, hoy no es viernes, hoy no tengo que dar la nota. Solo es que ayer me pasó algo TAN sorpresivo que tengo (debo) largarlo al mundo.
Resulta que Sophie es una bebe grande, eso quiere decir que la ropa que es para un año no le entra ni en una pierna. Aunque en verdad debo decir que, al igual que pasa con nuestra ropa, la ropa de los niños vienen con los talles super mal. Conozco casos de nenas de seis o siete que tienen que usar talle 12, 13. Porque los que se supone que son para esa edad en realidad les va a las de dos. Y además nunca entendí eso de que si es 6 es para seis años, 8 para 8 años. Para mi son talles que no tienen nada que ver con la edad, y con esto me estaría contradiciendo con lo que acabo de decir hace solo unos segundos, pero bueno, que se yo.
Cuestión que esto de los talles hizo que tenga que ir a cambiar varias cosas de las que le regalaron a S. Ni ganas. Cero, sobre todo siendo domingo pero bueno, no podía dejar pasar más tiempo porque se iban a vencer los cambios y bueno, me cambié, cambié a S. y nos fuimos al shopping.
Domingo, lleno de gente, Dios, todo bien pero no me gusta andar en la multitud. Hasta hace unos años decía que el único lugar donde me bancaba las multitudes eran los recitales, ahora ni eso. No me gustan, me siento incómoda, inclusive se están sumando las reuniones y fiestas. Psicólogo en puerta. Como sea.
Voy a uno de los locales, mil años. Quería chupines para S., no había. Todos le quedaban chicos de traste. Mi hija sacó mis atributos. Mil años, nada me gustaba, todo demasiado formal, hasta que conseguí un saquito, un par de botas y chau picho.
Nos cruzamos al otro. La mina que atendía bastante mala onda, con cara de “¿qué hace toda esta gente un domingo que no esta tomando mate en el parque y esta acá encerrada comprando?” y bue. Le pedí unas leggins que estaban en vidriera, me mostró unas calzas horrendas y finitas. “Bueno deja, cualquier cosa te aviso”. Igual re bien. Encontré miles de cosas que, inclusive desearía que vengan en mi talle. Muchas prendas grandes, pero definitivamente nos fuimos con cosas muy lindas de ahí. Un vestidito tipo vintage que va a hacer juego con mis vestidos de feria americana. Por lo que cuando S. lo luzca las dos vamos a parecer salidas del tunel del tiempo y no me importa nada.
Igual me estoy RE yendo por las ramas porque el objetivo del post era otro.
Cuestión que estaba ahí, en el medio de ese local de ropa para chicos cuando de repente comenzó a sonar esta canción y a mi se me silenció todo ruido externo que no venga de ellos. No lo podía creer. Jamás había escuchado un tema de The Smiths en ningún negocio de Escobar, excepto en el video donde yo trabajaba, pero porque teníamos el disco y nosotros lo pasabamos, y lo vengo a escuchar ahí, eligiendo ropa para S. Amor total.

Lo bueno fue que yo venía de un día para atrás. Para atrás el ánimo, las ganas de todo, el humor. Y de repente “Good times for a change…”, perfecto. Totalmente perfecto. Siempre que aparece esta canción trae algo lindo. Esta canción me acompañó en grandes momentos de mi vida. Uno fue cuando quede embarazada. Yo vivía escuchando esta canción, cantandola en todos lados, me preguntaba *posta* cual sería ese gran cambio y me entere que iba a ser mamá. Lo mismo en otra situación totalmente perfecta que hizo que sin dudas esta canción la recuerde para siempre. Y ahora apareció ahí, donde menos la esperaba.

Tienen que escucharla. Calculo que esta será una linda semana. Lindos días para ustedes también.

Anuncios

2 comentarios en “THE SMITHS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s