VALENTÍA

Desde el mismísimo momento en que aparecieron las dos rayitas en ese test al que llaman “lapicera” mi vida cambio, claramente. De todo esto vengo hablando desde que comencé este blog en noviembre del año pasado. Desde ese mismísimo momento de las dos rayitas quise saberlo todo, absolutamente todo, pero, sin obsesionarme.
Recuerdo como si fuera hoy el momento en que llegué a casa, lo senté a mi hermano y le dije “tengo algo que contarte, vas a ser tío” y ahí nomas después de emocionarnos nos sentamos delante de la compu y empezamos a calcular tiempo del bebe, como era, cuanto medía, síntomas, cosas que me iban a pasar, etc.
A medida que la panza iba creciendo necesitaba interiorizarme en como iba a ser el parto, como sería el momento, necesitaba tener en mi mente una escena montada, minimamente ensayada sin ensayar para saber. Y la verdad es que no lo supe hasta que lo pasé.
Pregunté a todas las personas que conocía como habían sido sus experiencias, la mayoría habían tenido sus hijos por cesárea así que mucha ayuda no tuve. Solo una, de todas las mujeres cercanas, me dijo que vaya tranquila, que me iba a doler pero que tampoco era lo peor del mundo y que vaya al curso preparto que a ella le había servido un montón, sobre todo el tema de la respiración. Después, mi madre por ejemplo, me decía que me iba a doler mucho, mucho, demasiado, me lo describió de la peor manera posible como para que a mi me de miedo, mucho. Pero no lo hizo de mala, fue su experiencia. Y una y otra vez me repetía “el mejor fue el nacimiento de tu hermano menor que fue por cesárea, no sentí nada, fue programado, fui, lo tuve y listo, no sufrí, no sentí dolores nada”.
La primera clase del curso me tocó con una partera que no era madre, entonces me dijo que me podía llegar a contar que era lo que veía en cada parto pero no lo que se sentía. Y no tuvo mejor idea que preguntarle a mi madre “dígame usted ¿que prefiere parto natural o cesárea?” y mi madre orgullosa dijo “cesárea”. Las próximas clases ya me toco con una partera grande que era madre y dijo algo tan sabio como verdadero “chicas si ustedes me preguntan si les va a doler, si, les va a doler, y mucho. Pero tengan en cuenta que si sería algo tan insoportable o feo la gente tendría un hijo y listo porque ¿quien querría volver a pasar por un sufrimiento?” también nos dijo que de (apróx) diez mujeres, dos eran tocadas por la varita y tenían la suerte de tener un trabajo de parto corto (3, 4 horas) y con un dolor leve. Cada vez que la escuchaba yo pensaba “por favor una de esas dos tengo que ser yo el día que vaya a parir” y, así fue calculando que entre a las ocho y media de la noche y a la una de la mañana nació S.
¿A donde quiero llegar? Luego del nacimiento de S. compartiendo el testimonio de mi parto junto con amigas y conocidas me di cuenta cuan elevado es el caso de cesárea entre mujeres que me rodean. La mayoría en clínicas y la mayoría, también, contándome que la pidieron porque no daban más y la clínica accedió. Y la verdad, me parece un horror.
Yo TODA mi vida le tuve terror al parto, fue todo un tema hacerme la cabeza para tranquilizarme durante los nueve meses pensando que iba a salir todo bien. Tuve una suerte enorme de haber vivido un parto hermoso, sin problemas, con dolor pero soportable, tan soportable para haber parido sin la necesidad de pedir epidural, en ningún momento se me paso por la mente. Si, tuve la mala pata que debieron hacerme puntos y eso hizo que tenga que tener cuidado, no tanto como si hubiese sido una cesárea pero me costó recuperarme porque fueron bastantes.
Esta instalado un miedo al parto natural que no esta bueno. Mi partera me lo repetía una y otra vez “la clave es mentalizarte que vas a poder porque si te haces la cabeza que no vas a poder lo más probable es que termines en cesárea”. Y todas sabemos que no es lo mismo un útero intacto, impecable para los que quieren tener más hijos que un útero con un corte.
Por lo menos de mi parte me dan ganas de borrar un toque este prejuicio y decirte a vos que me lees, que es tu primer hijo/a , que tenes miedo, que no sabes si vas poder, que no sabes a que te estas enfrentando yo te aconsejo que te relajes, que no escuches tanto relato sobre el parto, dejalo para después, para compartir experiencias más que para inspiración. Las contracciones duelen, si. Las últimas muchísimo más pero la naturaleza es tan pero tan sabia que hace que se vayan cada dos minutos o uno y esos minutos que te da son realmente milagrosos, porque una vez que se te va una contracción no sentís absolutamente nada de nada hasta que no llega la otra, que duele mucho, pero que dura unos cuarenta segundos y se va para que lleve el alivio y así.
La respiración te va a ayudar mucho, en ese momento medio que te olvidas como era, yo tuve la suerte de que la partera estuvo siempre conmigo y cuando se daba cuenta que yo respiraba mal venía y me decía “así no, mirame a mi hacelo así” y era de mucha ayuda.
Una vez que termina todo, que tenes a tu bebe con vos no se si es la emoción, la felicidad o que, pero sentís “acá no paso nada” y llega lo más lindo.
Hace unos días decían que si hay algo raro es el olvido luego del parto porque una vez que pasa no podes recordar perfectamente como eran esos dolores que estuvieron con vos en ese momento. Yo digo que es posta. No los puedo recordar exactamente, tampoco los puedo comparar con nada.
Dentro de todo, disfruta ese momento, pensa que si tu bebe puede hacer todo el esfuerzo del mundo por pasar el canal de parto, acomodarse y demás, porque ellos también trabajan muchísimo con nosotras en ese momento y durante todo ese día y no se les da el crédito que se merecen. Si ellos pueden como vos no.
Si tenes la posibilidad, porque todo viene bien disfrútalo, que ese momento es el más hermoso de tu vida, increíblemente hermoso.

Anuncios

14 comentarios en “VALENTÍA

  1. planeandoserpadres dijo:

    Qué bien que poco a poco vamos encontrando a gente que desdramatiza el momento del parto y explica su experiencia como algo doloroso pero natural y hasta cierto punto soportable. Nosotros acabamos de saber que estamos embarazados y, aunque aún no pensamos mucho en el momento del parto, seguro que llegará el día en que comencemos a sentir pánico por la información que nos llegue de otra gente. Gracias por suavizar la experiencia con tu post.

    Me gusta

  2. Mamma o mama, quien soy? dijo:

    Que lindo post! siento que lo escribiste para mi! jajaja al principio del embarazo tuve mucho miedo del parto, hoy estoy mas tranquila, faltando poquito… me asusta obvio, pero estoy segura de que voy a poder, que vamos a poder. es cierto que predomina el miedo cuandod e partos se trata, pero por suerte cada vez somos mas las personas que vamos tratando de cambiar esa forma de pensar… es cuestion de contagiarlo a traves de posts como este, compartiendo con amigas y familia nuestra vision, menos dramatica del asunto. Besote

    Me gusta

  3. Maj (@majito) dijo:

    hay que desdramatizar el nacimiento, yo también parí por cesárea, pero parí, sin dolor ni dolor en la recuperación, y no sé si lo volvería a elegir, pero la verdad que a cada una le toca la que le toca. Y creo que hay que dejar de tener miedo al parto bajo, al parto alto, a la lactancia, a la maternidad. Hay tanto prejuicio: hay mucha cesárea, poca lactancia. Falta libertad de elección.

    Me gusta

  4. angulita dijo:

    Yo entro en la excepción de trabajo de parto corto y partos rápidos con mis 2 hijos! Es verdad que en el primero me acompañó la partera y es posta que te ayuda mucho a respirar y te mantiene en el eje, porque el dolor te desencaja. Con el segundo no estuvo y me grité todo pero fui rapidito. Aguante el parto! una experiencia increíble que te transforma para siempre

    Me gusta

    • mimamamelima dijo:

      Sabes que nunca pense en mi vida que lo iba a decir, pero si, coincido con vos… aguante el parto! Es una experiencia que toda mujer que esta a punto de parir debería poder pasar para saber que en verdad no hay porque tenerle miedo 🙂

      Me gusta

  5. pibitoiscoming dijo:

    Por suerte el parto es algo a lo que no le temo. Sí al después, por ejemplo. Pero no al dolor, ni a nada que tenga que ver con lo que está en mis manos. Eso sí, ojalá no me toque uno de esos trabajos de parto que duran más de 24 horas porque me muero!! Beso! 🙂

    Me gusta

  6. Flor dijo:

    Mi primera vez por acá, vengo de Antojo de Mandarinas. Me gustó mucho tu post. Creo que lo primero de todo es que te dejen elegir cómo parir. Lo segundo es saber cuáles son los pro y los contra de cada cosa para poder optar. Tuve un parto “natural” que duró unas cuantas horas. Tuve mucha ayuda de mi obstetra que me bancó 12 horas y nunca sugirió abandonar. En el medio hubo goteo, epidural y también corte. Un amigo me dijo unos días antes, disfrutá mucho el nacimiento de tu hijo. Y yo fui con esa idea, con la emoción de saber que iba a vivir uno de los momentos más importantes de mi vida. Duele, sí duele. Pero se soporta. Perdí la calma en un momento y mi obstetra me ayudó a volver a la calma. Hice Pilates durante todo el embarazo y creo que eso me ayudó mucho a aguantar la posición. Volvería a pasar por esto. A las 24 horas estaba en mi casa, en pie, solo cuidando la herida, pero a pleno.

    Me gusta

    • mimamamelima dijo:

      Yo tuve un parto humanizado, me dejaron elegir como quería esperar a mi hija, si parada, acostada, caminando, etc. La partera estuvo conmigo cerca en todo momento, también perdí la calma, empecé a los gritos del dolor cuando S. ya estaba por nacer y también ella estuvo ahí calmandome, diciendome “vas a poder, va a salir todo bien”. A la hora de parir también podía elegir si quería el banquito o el sillon, yo opte por este ultimo. Pero la verdad que si, es toda una experiencia para volver a repetir sin miedos y tranquila 🙂
      P.D: Me encanto tu blog!!!! 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s