CAMINO AL DESTETE

Nunca me gustó el tema de la lactancia. Toda mi vida estuve en contra de que alguien se alimentara de mi cuerpo. Todos los que me escuchaban me trataban de monstruo, hasta que un día me cruce con una mujer que estaba de acuerdo conmigo y me sentí mejor, y ni hablar cuando comencé a cruzarme con las madres blogueras, me sentí acompañada (?).
Siempre pensé que no lo haría, y, de hacerlo lo haría los seis meses “reglamentarios” y de última dos más, o sea, ocho. Bueno, van diez y quiero terminar ya.
Igual, confieso que ahora que estoy preparando el este destete me agarra la melancolía. Finalmente pude hacer las paces con la lactancia. Me gusta el contacto que hay con S. la manera que nos miramos, ver esas sonrisa que hace cuando toma la teta y yo le hablo.
Otra es, la comodidad de salir a todos lados sin nada a cuestas, sin pensar en preparar y lavar mamaderas, pero bueno. Y ni hablar que es el sedante a la hora de dormir.
Espero tener suerte, después les cuento.

Anuncios

2 comentarios en “CAMINO AL DESTETE

  1. estaquetepario dijo:

    nena, yo entré fascinada al mundo de la lactancia materna, pero para los 5 meses, cuando toma teta cada 2 hs, las 24 hs del día, empecé a entrar en crisis. llegué a los 6 de porfiada y con la papilla llegó la mamadera y sólo la teta por la noche. en diciembre, casi como si nos hubíesemos puesto de acuerdo con bebé, la soltó del todo, sin traumas. SE PUEDE! estoy escribiendo post de esto. hacelo a tu manera, creo que esa es la clave.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s