10 MESES

Dicen por ahí que, cuando estas por parir ayuda la luna llena y la lluvia, entre otras cosas. No se si es verdad, pero S. llegó una noche de luna llena. Cuando entre a la habitación pre-parto el clima era uno y cuando llegué a la habitación post-parto no diluviaba pero llovía mucho. En ese preciso instante, hablo de cuando vi la lluvia, no pensé en nada. Después me di cuenta.
En todas partes donde leí la lista de cosas que una debería llevar al internarse, incluía libros. Yo me llevé “Éramos unos niños” de Patti Smith. Si lo agarré durante dos minutos fue mucho. Y fui la única que llevo un libro para leer.
No recuerdo que comí esos días, pero si recuerdo que mis compañeras de cuarto se quedaron viendo el primer capítulo de “La dueña” y yo aproveché a dormir, ya que era la primera vez que lo haría luego de varias horas zombie. Porque cuando sos primeriza, o por lo menos en mi caso, no dormís nada en la internación. Las primeras horas porque no podes parar de mirar a ese ser que imaginaste durante nueve meses, con el que soñaste, al que esperaste con todo el amor del mundo. Y te fijas a cada rato si respira, of course. Yo era una pelota de ansiedad esos días, quería irme, quería comenzar esa nueva vida tan novedosa para mi
De todo esto, paso diez meses.
Hace diez meses me convertía en madre. Hace diez meses descubría la parte más hermosa del amor.
Te amo hija, tanto, que se me explota el corazón de amor.

Anuncios

2 comentarios en “10 MESES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s