CUATRO OJOS

100_3272

El domingo fuimos a una plaza que solemos ir a tomar mate con S. y mis viejos. Siempre que voy me gusta observar el comportamiento de las personas, y sobre todo, desde que soy madre el comportamiento de los padres con sus hijos.
No puedo creer como es que hay gente que va con sus hijos a la plaza, se sientan, se ponen a tomar mate o a charlar y los niños bien gracias. Corren, se van lejos, se mezclan entre las multitudes de niños y nada. Los padres siguen ahí tranquilos sin mirarlos. Me da tanta bronca. Puede venir cualquiera y llevárselos que nadie se daría cuenta. Y, ni hablar de que, esta plaza a la que vamos pasa el río.
Hablando de río. Resulta que pasa una pareja con una nena caminando. Nos preguntamos cuanto tiempo tendría, cuanto hace que camina, en fin. Cuando vuelven a pasar mi madre para a la pareja y les preguntas, re buena onda los dos, se ponen a hablar con nosotros… ninguno de los dos miraba a la niña que se iba caminando, y nosotros estábamos RE cerca del río. Yo no podía dejar de mirar a la nena, estaba horrorizada con la situación. Así que les corte la conversación como para que se vayan. Dios!
Se que no soy la mamá perfecta, que seguramente no este en todo, peeeero… imaginen que si no salgo sola con S. por miedo a que pase algo, menos voy a sentarme en una plaza a tomar mate super relajada cuando ella camine y que se vaya y haga la suya.
Como dicen por ahí “es un segundo”.
Lo que me reventó fue, que en un momento S. estaba media inquieta por lo que me fui a caminar con ella, pasamos por donde había un nene chiquito, tendría casi dos años. Cuando S. lo ve comienza a los gritos y a las sonrisas por lo que paramos. El niños la llama a la madre intentando traerla donde estábamos nosotras ya que aparentemente no se animaba a venir solo. La madre se para y cuando ve las intenciones del niños le dice “para para ahí vamos, no queres esta pelotita? mira la pelotita!” el nene ni bola a la pelota, ella nos miraba a nosotras como si fueramos cualquier cosa, cara de culo terrible. Y el nene “mamá mamá” mirandola a S. Y ella dale con la pelotita así que decidí seguir camino. Cuando vuelvo donde estaban mis viejos le cuento esto a mi madre, indignada porque me pareció una actitud muy fea por parte de la madre. En cierto modo se puede entender, pero para. Soy una mujer con una beba, la beba no podía más de la felicidad de ver al nene, no es para tanto. Encima, mi vida, ella le gritaba como llamándolo. Bueno, mi madre me pregunta quien es. Se la señalo y ¿que veo? el nene que sale corriendo jugando, cerca del río y la mina como si nada. ¡cualquiera! Era más peligroso que el nene se acerque a nosotras que ella deje correr a su hijo cerca del río sin mirarlo. Incoherencia total.
Igual esta bueno observar todo, para aprender lo que no quiero ser como madre.

Anuncios

4 comentarios en “CUATRO OJOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s