A PARIR SE HA DICHO

En el calculo que sacó mi obstetra me dijo que a partir del 16 de abril este preparada porque el bebé podía nacer en cualquier momento. Cuestión que el tipo un capo total porque ese 16 me levanté totalmente descompuesta signo de que ese día bebé llegaría. A las nueve y media tenía el curso pre-parto, pero obviamente no fui porque me sentía MUY mal. Así que me levante y tranquila agarré un cuaderno y fui anotando como venían las contracciones. Cuando empezaron a ser seguidas (cada dos minutos) me fui al hospital, me revisó la partera y me dijo que nada, que cero dilatación, me mando a mi casa, que descanse porque todavía no había noticias.

Volví, me recosté, traté de dormir un rato y cuando me desperté, otra vez. Dolores, dolores y más dolores. Mi madre llegó de trabajar y comenzó a decirme que vayamos otra vez a ver que onda. Me negué un par de veces porque mi idea era aguantar lo más que podía para poder llevar el momento previo lo más relajada posible en mi casa. Tipo ocho y media de la noche no aguanté más y entonces si, otra vez al hospital donde me revisaron y ya tenía cinco de dilatación. En ese momento, no voy negarles, me vinieron un poco de nervios pero trate de mentalizarme que debía estar tranquila porque de ponerme nerviosa no iba a ayudar a mi retoño a nacer así que respiraba profundo y hasta trataba de pensar en otra cosa para soportar el dolor, porque si, duele MUCHO pero es un dolor que no se como podría explicarles, porque si bien es horrible no es algo que después recuerdes con resquemor, como por ejemplo un dolor de muela, ponele. No usé peridural.

Mi hija terminó naciendo el 17 de abril a la una, el parto fue genial, ni bien me la pusieron en mi pecho fue el momento más hermoso de mi vida.

Una amiga se ofreció para entrar y acepté. Estuvo meses y meses tratando de convencerme de filmar el parto, obviamente SIEMPRE dije que no. Cuando llegó el momento de la salida de S. ¿qué hace? saca una filmadora y comienza a grabar todo. La verdad que en ese momento no tenía fuerzas para decir nada (claramente se puede ver en el video mi cara de vengo de una circunstancia en la que no se muy bien lo que paso pero estuvo bueno, ponele). Ahora se lo agradezco, seguramente porque todo comenzó desde ese punto y no cuando estaba pujando, haciendo fuerza para que la chaboncita salga a la vida.

Ahora, no puedo dejar de decirles lo sabia que es la naturaleza porque es cierto, termina el parto y terminan los dolores como si NUNCA  hubiese pasado nada. Y después ya no sos la misma y todo cambia para bien.

Lo recuerdo y me muero de amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s