ESAS COSAS QUE DICEN QUE PASAN EN EL EMBARAZO

En mi vida vi muchas películas, novelas, escuché experiencias, etc. Ahora que ya pasé por esa etapa y puedo decir desde mi perspectiva que es lo que se cumplió y que no.
Yo me esperaba un comienzo a puro vomito y nauseas y no nada que ver. Eso si, fue a puro dolor de cabeza y sueño. Antes de saber la noticia, me venía pasando seguido que, mientras hablaba por telefono a la noche con un amigo me daba mucho sueño, demasiado. Me parecía rarísimo porque soy medio noctambula, pero eran las ocho, nueve de la noche y ya empezaba a cabecear mal, o también me paso de bañarme, cambiarme para salir a estudiar y de golpe me tiraba un toque, o sea, como para hacer fiaca un rato y me quedaba completamente dormida. Así que si, por lo menos en mi caso lo del sueño era real.
Acidez me dio en el ultimo mes, y sobre todo, un día antes de parir. De hecho todos los malestares me dieron un día antes de parir. Pero la acidez fue como nunca.
Me comí todo lo que había a mi alcance y más. No paraba pero por suerte no engordé muchos kilos. Me pasaba de repetir dos veces la comida, terminaba y al rato tenía hambre como si no hubiese comido hacía horas, era imposible no comer, aguantarme.
Sufrí el calor como nunca en mi vida. Debo confesar que antes del embarazo jamás sufri el verano, ni siquiera con las temperaturas de 40°, siempre me bastaba el ventilador porque detesto los aires acondicionados, pero este verano con la panza fue horrible e indeseable.
Todos me mimaron, familia, amigos, conocidos, clientes de mi trabajo, TODO el mundo. Me traían cosas ricas, me preguntaban si necesitaba algo. Me dieron muchísimo y debo confesar que hoy me dejaron sin nada, desaparecí totalmente de la faz de la Tierra para ellos, pero bueno.
Lloré por todo… POR TODO! Lloraba porque no podía satisfacer mi antojo, porque alguien me subía un poco el tono de voz, porque no encontraban a Sophia en The walking dead, porque me quedaba en casa, porque no me quedaba, porque no aguantaba a nadie, porque aguantaba a todos, porque no me aguantaba a mi. Lo de las hormonas es TREMENDO.
No te olvides de ponerte crema en la panza para que no te salgan estrías. No se si mi piel es privilegiada o la crema que use era excelente pero yo me encremé todos los días, todas las horas y no me quedó un solo rastro de piel con estrías, así que no lo olviden, a encremarse.
Y por último, una de las cosas que dicen en el embarazo es que tenes que caminar así el parto es más fácil. No me pregunten si es verdad pero desde mi experiencia les puedo decir que yo hice caso a ese consejo. Caminé durante los nueve meses, de acá para allá. Porque si bien yo soy un poco vaga, nunca estuve tan activa en mi vida como en el embarazo. Me caminé la vida y el parto fue genial, así que ante la duda yo les diría que caminen, caminen y caminen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s